Gimnasia Laboral

Mantenerse activo se traduce en mejores resultados.

La rutina de trabajo puede ser desgastante, aún en ambientes aparentemente inofensivos como oficinas. Una postura incorrecta y hábitos repetitivos durante muchas horas contribuyen al surgimiento de enfermedades ocupacionales. Y es ahí que entra la importancia de la gimnasia laboral.

Al incentivar la práctica de la gimnasia laboral, el empresario contribuye a la salud de los colaboradores y puede inclusive mejorar el desempeño de la empresa.

La principal ventaja de incentivar la gimnasia laboral está en el aumento de los índices de calidad de vida de los empleados. “Calidad de vida en el sentido más amplio del concepto, porque los beneficios no se limitan a la prevención de enfermedades, sino que incluyen sociabilización e interacción social”.

Con la ayuda del consultor, listamos, a continuación, algunos de los principales beneficios de la gimnasia laboral, tanto para las empresas como para los empleados.

 

  • Prevencion de enfermedades
  • Alivio del estrés
    La rutina del trabajo, con sus compromisos urgentes, plazos y acumulación de funciones, es una de las principales causas de estrés.
    La gimnasia laboral, por ser una pausa y un estímulo para el organismo, ayuda a aliviar síntomas del estrés como la ansiedad.
  • Disposición
    Con una serie de ejercicios simples el empleado adquiere más energía para trabajar, se siente más dispuesto, aumenta su resistencia y logra mantener la sensación de bienestar por más tiempo.
  • Relaciones interpersonales
    La convivencia con los compañeros y el relacionamiento interpersonal también son ventajas de la gimnasia laboral. La participación de los empleados puede ser útil también para disminuir la timidez y consolidar lazos de amistad.
  • Reducción de gastos
    Si un empleado se enferma por la falta de un ambiente ergonómico, el costo de una posible indemnización por negligencia es mucho más caro que invertir en ejercicios diarios de gimnasia laboral, sostiene el especialista. Se trata, por lo tanto, de una prevención que también protege la caja de la empresa.

 

Cómo implantar la gimnasia laboral en tu empresa

En primer lugar, hay que desmitificar la idea de que la gimnasia laboral es algo complejo, que demanda mucho tiempo y una estructura específica. “Hay varios ejercicios de elongación que los empleados pueden hacer sentados en su propio puesto de trabajo”.
Para iniciar un programa de gimnasia laboral en tu empresa, la recomendación es que contrates un profesional de educación física especializado en ergonomía. Otros especialistas que pueden desarrollar una rutina de ejercicios adecuada son un médico del trabajo o un técnico de seguridad.
Para finalizar, los especialistas indican que la duración y regularidad ideales para los ejercicios son tres series diarias de diez a quince minutos. Con todas estas informaciones, ya no hay excusas para no adoptar la gimnasia laboral en tu empresa.

LLÁMANOS